Algunas de la problemáticas a esta adaptación y de esa transformación digital son, la falta de conectividad en muchas zonas, así como los polígonos industriales en donde están los centros de producción. Al final, la base de la tecnología está en la estandarización y la robustez dirigida a las personas, que son los que van a permitir mejorar los resultados de fábrica gracias a la tecnología.

Han estado presentes marcas como Heineken, Dulcesol y Global Ominum del sector alimentario; otras con experiencia en el sector como proveedores tecnológicos, como es el caso de Siemens, Exos y, por supuesto MESbook, como empresa 100% valenciana; y por último, Ibercaja, del sector financiero.

Tecnología de Aterrizaje

Se habla mucho de Industria 4.0 y de tecnologías, pero al final lo importante es el aterrizaje, llevar a la mejora de la cuenta de resultados de tu fábrica, a su día a día. Y para ello, se ha destacado la importancia de implantar estas tecnologías, de tener una estrategia de transformación digital, partiendo del CEO de la compañía pero pasando por todos los departamentos. Se trata de llegar a las personas que son las que van a permitir no sólo abordar los cambios sino lograr las mejoras.

“Cuando tu implantas, y está todo el equipo implicado, todo funciona mucho mejor”, señalaba Jorge Garcíadirector de Ventas de MESbook, presente en la jornada. “Lo importante son las personas”, confirmaban todos los expertos en la mesa. “Lo importante no es que las máquinas fabriquen solas sino que nos ayuden a fabricar mejor”, añadía Joaquín del Rio, de Dulcesol. La tecnología es importante, si se usa. “Por eso hemos habilitado una persona que ayude a los clientes a usar la herramienta, a sacarle provecho, no se trata sólo de hacer una gran implantación”, señalaba el director de Ventas de MESbook.

El gran objetivo de todas estas tecnologías está en “la eficiencia”, que es el resultado de la Gestión en Tiempo Real, no sólo de costes o mermas de producto, sino también en toda la cadena de producción. No se trata de producir más y más barato, sino también mejor, porque es la única vía para lograr mejorar la competitividad. Estandarización, actualización y cambio permanente, que obliga a las empresas a estar al día, así como la financiación completaron el catálogo de temas que e llegó a tratar.