Definición de OEE: ¿qué significa?

Conocer la definición de OEE es fundamental para comprender cómo las mejores fábricas y compañías son capaces de escalar su negocio y asegurar una gestión de la producción eficiente. Si tú descubres algunos ejercicios de OEE y entiendes de qué modo puede afectar a tu proyecto, comprobarás cómo en poco tiempo, la eficiencia, el rendimiento y los beneficios se multiplican.

¿Qué es el OEE ?

El significado de OEE es fácil de entender. Se trata de unas siglas en inglés que vienen de Overall Operation Efectiveness. El significado de overall es general, por lo que podríamos traducir la definición de OEE como eficacia general de las operaciones, o como se suele decir, eficiencia general de equipos, entendiendo equipos como el conjunto de las operaciones más la maquinaria y recursos humanos.

Por supuesto, conocer este indicador y saber cómo calcular la efectividad global del equipo es crucial en cualquier empresa, fábrica y compañía.

Del KPI de OEE dependen muchos otros indicadores y sobre todo, afecta a los beneficios, la rentabilidad, competitividad y duración de una empresa en el mercado. Una buena puntuación en OEE significa buenas noticias en otros ámbitos. Por eso, conocerlo es crucial.

Para ello necesitas hacer un cálculo del OEE de tu compañía, o por ejemplo, quizá solo quieres algunos datos en concreto y necesitas el cálculo OEE de producción. Una vez aprendas esta operación no dejarás de implementarla y comprobarás que eres capaz de detectar los pequeños fallos de tu compañía y solventarlos mucho antes.

¿Cuál es el origen de este indicador?

Ahora que ya sabes qué es el OEE, deberías conocer su origen, el cual se remonta a hace unas décadas en Japón. Seiichi Nakajima fue el fundador y desarrollador de Total Productive Maintenance o TPM, una herramienta creada para conocer el rendimiento productivo de la maquinaria industrial y el cálculo de la eficiencia de una línea de producción. Esta herramienta japonesa es la precursora de lo que hoy conocemos como OEE.

Y es que tras la creación del TPM se propuso poder crear la responsabilidad de equipo y espíritu de mejora de una forma que se pudiera medir. Con esto en mente apareció el OEE, o la eficiencia general de equipos, en inglés overall machine efficiency, que tiene en cuenta muchos más aspectos

¿Para qué sirve el OEE?

Conocer esta métrica es conocer también su objetivo y por tanto conocer para qué sirve. La fórmula OEE pone el énfasis en la medición necesaria, pues si no medimos, si no tomamos datos o puntuamos o elaboramos algún sistema de medición, será imposible crear una mejora y determinar si efectivamente está se ha producido.

Sin medir no podemos detectar dónde están los errores ni hacer pruebas A/B para detectarlos. Es algo básico que hasta que no apareció OEE no se le dió la importancia necesaria.

Por tanto, se puede resumir en que el este sirve para medir la eficiencia general de los equipos con el objetivo de conseguir resultados mejores. La finalidad última es mejorar la competitividad y el rendimiento de la empresa en pos de unos mayores beneficios.

Para medir la eficiencia general de los equipos se pueden encontrar diferentes técnicas más o menos ajustadas y con mayor o menor éxito. La clave está en hacer las suficientes pruebas para dar con la mejor estrategia y la técnica que permita el máximo rendimiento medio de los equipos.

Por eso es importante también atenerse a la definición de OEE, overall hace referencia a medio, global, general… Es decir, si una estrategia beneficia a una de las partes, bien, pero tenemos qué evaluar si es la que más beneficia al conjunto. por eso también se habla de equipo, porque no se trata cada elemento de forma individual, sino en relación a.

Es importante entender qué para que sea más útil el OEE establece una serie de números, los cuales sirven para señalar el nivel y calidad de los procesos y equipos que han sido medidos. Gracias a esta nota final es posible proponer mejoras (basadas también en la nota numérica) o detectar errores y proponer soluciones.

Si no se aplicasen números, el resultado no podría ser medido y mejorado.

Ventajas de incorporar el OEE en tu fábrica

Dado que para mejorar hay que medir, las ventajas que puede introducir el OEE en tu fábrica son muy poderosas.

El OEE no deja nada atrás, pues mide cada aspecto de tu fábrica para que lo mejores. Es como conocer la potencia de la que es capaz y ser capaz de encontrar las estrategias disponibles para hacerlo posible.

A continuación, las 6 ventajas principales o más reconocidas de introducir el OEE en tu fábrica:

  • Perfecciona las mediciones: y en consecuencia, la capacidad de toma de decisiones, que es lo más interesante de la definición de OEE. Podrás descubrir qué procesos son eficientes e ineficientes y de ese modo determinar los pasos a seguir para la mejora constante.
  • Aumenta el rendimiento de las máquinas: si utilizas un sistema OEE podrás maximizar el rendimiento de la maquinaria. Podrás implementarlo en tu maquinaria antigua o bien, usar el OEE para medir la nueva maquinaria o elegir entre diferentes opciones.
  • Conocerás tu verdadera fábrica: Lamentablemente al usar el sistema OEE a menudo se descubre que la eficiencia es mucho menor de lo que se esperaba. pero la buena noticia es que puede llegar a ser mayor de lo que en un primer momento se había creído.
  • Mejora el ROI o retorno de inversión: quizá esta es probablemente la ventaja de mayor calado o a la que se presta mayor atención. El ROI es el retorno de la inversión, y al igual que la definición de OEE, es un KPI crucial. Mejor ROI, son más beneficios económicos.
  • Reduce costes (de reparación de maquinaria sobre todo): gracias a los ejercicios de OEE puedes conocer si tu maquinaria funciona correctamente y en caso contrario repararla o sustituirla antes de que quede por completo invalidada, lo que acarrearía mayores costes y una pérdida de tiempo.
  • Flexible y escalable: puedes empezar midiendo con la definición de OEE solo algunas máquinas o solo determinados equipos o departamentos de recursos humanos y al ritmo que tú quieras lo escalas en el resto de tu fábrica. Asimismo, puedes contentarte primero con unas métricas y al cabo de unos años, subirlas para escalar tu negocio.

¿En qué empresas se puede aplicar?

Esto es lo mejor del sistema OEE, se puede aplicar en todas las empresas. No importa su capital, ni su número de empleados, ni su sector, ni si disponen de más o menos maquinaria… Y es que según la definición de OEE, consiste en medir la eficiencia de equipos, o sea, del conjunto que se utilice para crear riqueza. por tanto, es aplicable a todas las compañías.

Ahora que ya sabes qué es el OEE te queremos recordar que Mesbook tiene un sistema de gestión probado eficaz en todo tipo de fábricas, desde grandes dedicadas a automóviles, por ejemplo, hasta PYMES. Contacta sin compromiso e impulsemos juntos tu negocios.

Deja un comentario

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.