Tipos de sistemas de automatización industrial: Conócelos

Hay 4 tipos de sistemas de automatización industrial, aunque lo habitual no sea aplicar todos al mismo tiempo. Dentro de estos, también existe una amplia variedad de niveles. Pero no te preocupes, en este post te vamos a desgranar toda la información para que sepas cómo aplicar estos sistemas en tu negocio.

Luego profundizaremos en ello pero debes saber que existen algunos tipos que pertenecerán a un nivel de control y otros, por ejemplo, a un nivel de campo o supervisión. Al mismo tiempo, existen sistemas de automatización en conjunto o integrados, que son aquellos grupos de sistemas que funcionan como uno solo en base a una serie de órdenes.

Todos los tipos de sistemas de automatización industrial llevan aparejadas ventajas, inconvenientes y por supuesto, herramientas de más o menos uso. Descubre cuáles son a continuación.

Características de la automatización industrial

La mejor forma de entender la importancia de la automatización industrial y para qué sirve es nombrando sus usos y beneficios. He aquí algunas ventajas y características de la automatización industrial:

  • La automatización industrial mejora la calidad de los productos.
  • Ayuda al ahorro, que puede ir destinado a nueva maquinaria, reparaciones o nuevos modelos de organización, entre otras.
  • Reduce los tiempos de producción.
  • Mejora la productividad.
  • Mejora las etapas del control de calidad y se reducen errores.
  • Gracias a ella se reducen los costes industriales.
  • También minimiza esfuerzos.
  • Aumenta la seguridad del personal que trabaja en la industria.

Ventajas de aplicar las nuevas tecnologías en tu fábrica

Estos puntos ayudan a explicar cómo funciona. Pero, ¿qué es exactamente la automatización industrial y por qué se puede hablar de diferentes tipos?

La automatización industrial es la aplicación de unas tecnologías, herramientas y maquinaria que cumplen procesos repetitivos a través de una automatización previamente programada y que no depende más de la mano humana. 

Es decir, se elimina la mano de obra y con ello las operaciones de riesgo, variaciones en los productos y defectos. Se pueden emplear en ese proceso robots, ordenadores, tecnologías de la información, sistemas de control y otros.

A su vez, existen diferentes niveles dentro de la automatización de una industria. Desde la forma más simple de automatización a la más compleja. Estos son los distintos escalones:

  • Nivel supervisor: usualmente estos tipos de sistemas de automatización industrial son ordenadores de sobremesa de gran capacidad. Pueden usar panel de control u otros, siempre en base a las necesidades de la empresa o sector. Asimismo, este tipo de maquinaria cuenta con un software especial.
  • Nivel control: es en este escalón donde se ejecutan todos los programas en relación con la automatización. Para ello se usan controladores lógicos y programables que ofrecen la opción de monitoreo en tiempo real.
  • Nivel de campo: en esta fase se encuentran equipos terminales de datos. Algunos ejemplos de automatización industrial de este nivel son los sensores de temperatura, óptica, presión… y actuadores como válvulas, interruptores, etcétera. Todos estos se encuentran conectados a controladores lógicos programables.

Finalmente, además de estos tres niveles, un sistema de automatización industrial también necesita dos sistemas principales: las fuentes de alimentación industrial y los protocolos de seguridad. Si te interesa este tema, te recomendamos ampliar la información con este post sobre fábricas inteligentes

Tipos de automatización industrial

Hay diversos tipos de automatización industrial que puedes implementar en tu negocio y además, es igual en todas las industrial: sistema de automatización fija, programable y flexible. En algunas ocasiones, también se incluye el sistema integrado de automatización. Por lo que podemos hablar de tres tipos o de cuatro tipos de automatización industrial, depende del caso.

Sistema de automatización fijo

Los sistemas de automatización industrial fijo no aceptan variaciones una vez han sido construidas, por ello solo son usados por empresas estables, sometidas a pocas variaciones y que cuentan con uno o varios productos que se mantienen estables en el tiempo.

Por tanto, estos tipos de sistemas de automatización de procesos industriales solo se usan para procesos muy específicos. Además, son productos que usualmente se fabrican en grandes volúmenes.

Alguna de las grandes ventajas es que es totalmente económico, que el diseño es personalizado para la empresa o industria en muchas ocasiones, y que son duraderos. Por el contrario, si necesitamos algún pequeño cambio, debemos prescindir de él o hacer un gran desembolso para cambiar su modo de desempeño.

Sistema de automatización programable

Es perfecto para la fabricación de productos por lotes, en la que de un lote a otro se pueden realizar variaciones. Por suerte, los lotes pueden incluir tanta cantidad de productos como determine la empresa, por lo que las variaciones se pueden realizar varias veces al día o una vez cada tres o cuatro meses. Es muy variable.

Estos tipos de sistemas de automatización industrial están por tanto diseñados para un cambio de producto. Aunque esta reprogramación requiere tiempo, por tanto, o se intentan hacer los menos cambios posibles o se contrata personal especialmente cualificado para estos cambios. De ese modo será muy eficaz.

Sistema de automatización integrado

Es una de las formas más novedosas y sofisticadas de automatización. Debido a su alto coste, no todas las empresas cuentan con este tipo de maquinaria, además, no para todas es igual de relevante.

Este sistema automatizado permite cambiar el equipo de una forma rápida y además, automática, por lo que puede producir diferentes productos sin semejanzas entre sí en un periodo de tiempo muy breve.

Sistema de automatización programable

Finalmente, esta clase de sistema no está incluido en muchas fábricas e industrias. Más bien se refiere a un conjunto de sistemas independientes que trabajan de forma paralela y sincrónica bajo la dirección de un sistema de control. Es decir, de uno de los elementos, de los niveles de automatización que hemos visto anteriormente.

O sea, son máquinas y herramientas que están bajo la dirección de ordenadores, robots, sistemas de monitoreo y otros, para que al unísono sean más efectivos.

¿Cuál es la mejor herramienta de automatización industrial?

Existen muchas herramientas de automatización, pero lo ideal para conseguir los objetivos y aprovecharse de las ventajas de estas es optar Mesbook donde aseguramos una gestión de la producción eficiente e incorporamos la industria 4.0 a tu empresa. Pregunta por nuestro Sistema Mes para empresas industriales sin compromiso.

De todos modos, te dejamos varias herramientas de automatización industrial:

  • Interfaz humano – máquina.
  • Red neuronal artificial.
  • PLC o controlador lógico programable.
  • Sistema de control distribuido.
  • Y otros.

En definitiva, la automatización industrial para la industria es ya una realidad e incorporarse a ella de la mano de una empresa referente debe ser una prioridad. Te invitamos a contactar con nosotros y a descubrir nuestros casos de éxito en industria 4.0.

Deja un comentario

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.