Sistema MES: ¿Qué es? y principales ventajas

El control de los sistemas productivos en las industrias está viviendo un momento de cambio. La digitalización y la optimización de procesos, un hito que lleva gestándose en la última década, está alcanzando su punto álgido tras las variantes del mercado producidas por la pandemia.

Estamos sin duda, ante el auge de la Industria 4.0 que de manera progresiva está generando verdaderos saltos de calidad en sus empresas. En ese sentido, a buen seguro te habrás preguntado qué es el sistema MES, pues es uno de los términos más comunes en estas lides y cada vez más aplicado en el sector.

En este nuevo artículo de Mesbook vamos a indagar en ello, ya que, a pesar de todo, son muchos los profesionales que no logran entender este novedoso concepto, así como sus diferencias con el resto. Si continúas leyendo, te vamos a dar todos los detalles sobre qué es el sistema MES y sus principales ventajas.

¿Qué es un sistema MES exactamente?

La definición literal del sistema MES la tenemos en sus siglas, Manufacturing Execution System, es decir sistema de ejecución de manufacturas. Pero ¿qué significa exactamente este término?

Hablamos de un sistema de control y gestión de la información aplicado a procesos de producción dentro de la industria. Se realiza a través de programas informáticos y nos permite de una manera visual, disponer de datos precisos e interpretables en sistemas de fabricación complejos. De este modo, podremos realizar un seguimiento, punto por punto del desarrollo de la actividad productiva.

Su misión no es otra que la de trabajar en la optimización y mejora del funcionamiento de la planta, con el objetivo de aumentar la calidad, rebajar costes y detectar posibles mejoras en el sistema, desde que comienza a funcionar hasta que termina.

Ventajas del sistema MES

Ahora que ya sabes qué es el Sistema Mes, te gustará saber que son muchos los aspectos positivos que conlleva implantarlo en una fábrica. A nivel global, como hemos señalado, nos permite controlar de manera precisa el desarrollo de cada uno de nuestros procesos. Vamos a analizarlo en profundidad:

  • Digitalización del sistema. El sector está viviendo un momento de máxima competencia, donde cualquier detalle cuenta. Hoy en día, disponer de un control digital de los procesos que nos den información real es sinónimo de buen desarrollo y mejores tomas de decisiones.
  • Mejora y optimización de procesos. Una de las grandes ventajas derivadas de la digitalización es la posibilidad de tener presentes los puntos débiles de los procesos y actuar sobre ellos e incluso hacerlo en tiempo real.
  • Interpretación sencilla. Un proceso industrial complejo conlleva datos complejos y una ardua labor de estudio. Sin embargo, a través de un sistema MES podremos interpretar de una manera intuitiva y global todos los datos relevantes.
  • Mejora de la producción. Todo ello converge en algo evidente. A mayor control, mejores tomas de decisiones y ante ello, la obtención de resultados que garanticen la máxima calidad del producto final, eliminando procesos innecesarios, corrigiendo otros y optimizando recursos.

Algunas desventajas

Sin embargo, aunque se trata de un sistema testado, eficiente y beneficioso para cualquier empresa del sector industrial, hemos de considerar algunas desventajas.

Un sistema MES tradicional se encarga del control de la producción, sin embargo, existen otros aspectos del flujo de una planta que no se suelen contemplar y que juegan una importancia capital dentro de la empresa.

Hablamos, por ejemplo, de la gestión de costes o el machine learning entre otros. Por ello, desde Mesbook hemos desarrollado un software mejorado que da cobertura a esos puntos, para que el control sea total y el porcentaje de mejora más elevado.

Sistema MES y MOM

Para finalizar, vamos a hablar de otro término que se utiliza, en muchos casos, de manera alternativa, el MOM. Sin embargo, se trata de un error, ya que, aun existiendo aspectos comunes, hablamos de sistemas distintos, con objetivos que no tienen nada que ver.

Cuando nos referimos a la definición de MES, lo hacemos a un sistema que se conecta de manera directa con la fábrica, en sus puntos más básicos, de modo que podamos controlar en tiempo real cada uno de los procesos y actuar sobre ellos.

Sin embargo, el MOM lo hace de una forma más global, desde un punto de vista holístico, entendiendo como tal, por ejemplo, la integración de distintas plantas, el mantenimiento general, o el estudio de ciertos KPIs globales.

A modo aclaratorio, utilizaremos MES para todos aquellos procesos específicos, conocidos y controlados y el MOM cuando hablamos de algo general, que nos permite tener una visión global de cada uno de ellos.

¿Ya sabes qué es el Sistema MES y qué beneficios conlleva? En nuestra empresa nos encantaría incorporar este eficiente método a tu empresa. Contacta con nosotros

Deja un comentario

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.