Sistema MOM: Qué es y diferencias con el MES

¿Qué es el sistema MOM y cuáles son sus diferencias con el sistema MES? Lo cierto es que muchos profesionales de la industria y de la industria 4.0 tienen una concepción errónea sobre estos términos. Algunos tienen la idea de que ambos hacen referencia a los mismos procesos y operaciones. Otros, confunden uno con el otro y los hay que creen que MOM forma parte del sistema MES.

Lo cierto es que los sistemas MES y MOM tienen en común objetivos y formas de operaciones, pero hay una diferencia que los separa. MES surge a partir de MOM como un sistema que busca los mismos beneficios desde una perspectiva más global y unitaria de los diferentes elementos.

¿Qué es el sistema MOM?

Para entender qué es el sistema MOM, hay que empezar por las siglas, que provienen de las palabras en inglés: Manufacturing operations Management. Lo que en español se puede entender como la gestión de operaciones de fabricación.

Consiste en un sistema de gestión integral que ofrece una visión ampliada y genérica de todos los procesos de fabricación de una empresa. Ese es su principal punto fuerte y agente diferenciador, que es capaz de mejorar de forma constante el rendimiento a nivel “macro”.

Por supuesto, en el sistema se integran todas las plantas de producción de la compañía, y operaciones de toda índole. Por ejemplo, operaciones de mantenimiento a nivel global o el funcionamiento de la logística de la materia prima, y todas esas acciones para un correcto funcionamiento se basan en KPIs comunes.

Por eso, para definir qué es el sistema MOM, hay que entender la diferencia con MES, ya que este funcionamiento global es la principal separación entre ambos.

Podríamos entender al modelo MOM como una evolución particular del MES. Es decir, un avance en el aspecto global, dejando el resto de tareas, acciones y operaciones semejantes. Aunque hay un punto más, y está centrado en la funcionalidad de nivel ISA-95.

Diferencia entre sistema MES y sistema MOM

El sistema MES y MOM en la industria 4.0 tienen  muchas similitudes y podría decirse que nacen de la misma idea y que tienen en común los mismo objetivos: agilizar tareas, mejorar la productividad, reducir costes, favorecer la ejecución de las acciones, eliminar errores, predecir resultados con el fin de anteponerse a ellos, etcétera.

Sus siglas en inglés y la particular definición de cada uno de ellos es un punto de partida clave para distinguirlos. MES viene de las palabras en inglés: Manufacturing Execution System, que podríamos entender como sistema de ejecución y control de todo tipo de producción. Su principal punto de interés es la correcta conexión entre los diferentes agentes productivos de la industria a fin de conseguir un mayor rendimiento.

Asimismo, el sistema MES “conecta la fábrica” y gracias a esto, se realiza una mejor gestión en tiempo real, y se obtienen más detalles e información, con las consecuencias positivas que ello conlleva. En este post sobre qué es el sistema mes puedes ampliar la información.

En principio, el sistema MOM ofrece las mismas oportunidades, pero con un sistema de mejora. Por tanto, a partir de MES nace MOM y no al revés. Esta mejora consiste en añadir un control “global” y no particular o sesgado. De ese modo, los cambios, revisiones y controles se hacen en base a unas KPIs comunes y más certeras que ayudan en el rendimiento de las operaciones de fabricación.

En resumen, para responder a qué es el sistema MOM: se trata de un paso más en el sistema MES, aunque no por ello lo sustituye, sino que contribuye a su mejora.

Pero, ¿cómo podemos reconocer a cada uno de ellos?, ¿cómo es posible saber cuál de ellos implementamos en nuestra fábrica?

  • El sistema MOM: es aquel que se usa para cubrir la arquitectura y funcionalidad de nivel 3 de ISA-95. Esto, por tanto, incluye variaciones en el modelo ISA-95 y posiblemente una amplia variedad de cambios, en cuanto el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) se haya integrado por completo.
  • El sistema MES: este en cambio es más difícil de definir en base a sus operaciones y habilidades, pues se puede implementar de muchas maneras diferentes. Por tanto, es aplicable a productos y operaciones que no sean MOM.

Ambos, los sistemas MES y MOM en la industria 4.0, tienen un papel protagonista y crucial para cualquier fábrica que busque mejorar su productividad, evolucionar e integrar IIoT.

Los dos modelos son clave en el presente y futuro de la industria

Los dos sistemas de control, gestión y ejecución de las operaciones y agentes de una fábrica son clave en el avance de la industria.

El sistema MES ejecutará con total control todas las operaciones de los principales niveles de una fábrica o industria 4.0 Por ejemplo:

  • El nivel 0: Procesos de producción.
  • El nivel 1: Sensores y actores.
  • El nivel 2: Control de proceso automatizado.

Más allá del nivel 2, entra en juego el sistema MOM. Por ello, podemos hablar de que una fábrica presente en todos estos niveles utiliza los dos sistemas. Es decir, en el nivel 3 entra MOM, Manufacturing Operations Management, o sea, gestión de las operaciones de fabricación y a continuación, plan comercial y de logística.

En Mesbook llevamos años implementando ambos sistemas a nuestros clientes, así que ahora que ya sabes las aplicaciones del sistema MOM y sus diferencias con MES puedes ver la importancia de implementar estos en tu empresa. Contacta con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.